24 DE JUNIO: LAS HOGUERAS DE ALICANTE.

   ¡Buenos días a todos/as!, en estas fechas comenzamos la estación del calor, con una festividad cristiana, de origen pagano, con la que en muchos rincones de España, de Europa y también América Latina se festeja la llegada del solsticio de verano encendiendo hogueras. Simbólicamente el fuego tiene una función “purificadora” en las personas que lo contemplaban.

    En aquellos lugares donde la celebración se liga a la fiesta de San Juan (23 de junio) y no a la efeméride astronómica del solsticio de verano (21-22 de junio) existe una falta de acuerdo sobre cuál es la auténtica “noche de San Juan”. Si bien se puede entender que a partir de las 0:00 horas ya se trata del “día de San Juan”y, por lo tanto, esas primeras horas puedan considerarse; lo habitual es entender que la noche de un determinado día no se refiere a las primeras horas del mismo, sino a las últimas, una vez que se ha puesto el Sol. Esta diferente interpretación da lugar a que en algunas regiones (p.ej Almería, La Coruña o Barcelona) las celebraciones tengan lugar la noche del 23 al 24 de junio, en otras la noche del 24 al 25(ej. Hogueras de Alicante).

   Son curiosas las hogueras de Alicante por ser “las otras fallas” muy parecidas a las de Valencia por su belleza e incluso se han declarado de Interés Turístico Internacional. Sus orígenes son remotos pero es en 1928 cuando las fiestas toman sus características actuales. Con el pregón, que tiene lugar el viernes anterior a la plantà, comienzan los festejos. Del 17 al 20 de junio se plantan las “hogueras” que son monumentos artísticos de madera, cartón, corcho y pintura muy satíricas. Cuatro días más tarde se queman después de lanzarse una gran cantidad de fuegos artificiales.

   Durante los días de fiesta hay una amplia programación de actos con desfiles, pasacalles, despertás, cabalgatas, ofrenda de flores a la patrona de Alicante: la Virgen del Remedio, corrida de toros, mascleatáes, actuaciones musicales, campeonatos deportivos…. La fiesta se vive en la calle, donde la gente puede comer y bailar en las “Barracas” y degustar la tradicional coca con atún y las brevas. La fiesta cuenta con una representante, elegida entre las “Bellezas” de cada uno de los distritos fogueriles.

   Las Hogueras se queman en Alicante la noche del 24 de junio, la noche del día de San Juan. Debido al calor de la fecha y del fuego, es una práctica habitual que los bomberos que controlan la evolución del fuego mojen con el agua de sus mangueras a los asistentes que lo soliciten, en lo que se conoce como banyá.

   Sin embargo, la fiesta no acaba con la quema de las Hogueras el 24 de junio sino que desde el día 25 hasta el 29, se celebra en la playa el concurso de fuegos artificiales, mientras que el casco antiguo de la ciudad se anima con el mercado medieval y sus distintos espectáculos.

   La bandera de Alicante es rectangular, formada por dos franjas verticales iguales, siendo blanca la franja junto al asta y azul la del batiente. Con el escudo de la ciudad brochante (se dice de la pieza que se superpone sobre otra, quedando en su interior, sin salir de su contorno) al centro y en sus colores. El color azul y blanco (plata) de la bandera de Alicante se refieren a los colores del mar.

   El escudo oficial de Alicante, en su forma actual, data del año 1941. Tal fijación fue muy laboriosa a partir de las variadas representaciones existentes a lo largo de los siglos del blasón de Alicante, que le fue otorgado, por primera vez, por el rey Alfonso el Sabio. La descripción heráldica del escudo es: en campo de gules, bajo las barras de Aragón, un castillo dorado sobre una roca batida por el mar. Encuadrando el fuerte, las iniciales A.L.L.A y fuera del blasón, sirviéndole de timbre y orla, un coronel abierto y el Toisón de Oro.

   El campo de gules, rojo, significa la valentía, la nobleza, el sacrificio y el vencimiento con sangre. Las barras de Aragón, es por la pertenencia histórica de Alicante a la Corona de Aragón, a través del Reino de Valencia, hasta la unificación borbónica de los reinos peninsulares. El Castillo dorado, representa la identidad de Alicante como plaza fuerte defendida por el castillo de Santa Bárbara. La roca batida por el mar representa al monte Benacantil bañado por el mar en sus orígenes topográficos. Su color plateado indica la blancura de su naturaleza calcárea. El mar, se representa en azul.

   Las iniciales A.L.L.A tienen distinto significado según los autores, si bien en cualquier caso aluden a los distintos nombres de la Ciudad en el curso de su historia.

    Fuera del blasón, se encuentra, en su parte superior, una corona o, en términos de heráldica, coronel abierto, de tipo convencional, y rodeándolo, el Collar de la Insigne Orden de Toisón de Oro, de origen borgoñón, de la que es Maestre Soberano el rey de España, y que lo concedió a la Ciudad el rey Carlos I en 1524, por los servicios prestados a la Corona.

palmera alicante 24 DE JUNIO: LAS HOGUERAS DE ALICANTE. 24 DE JUNIO: LAS HOGUERAS DE ALICANTE. palmera alicante

Autor de la publicación

Deja un comentario