17 NOVIEMBRE: LA REVOLUCIÓN DE TERCIOPELO.

    ¡Buenos días a todos/as! En estos tiempos tan llenos de violencia que vivimos viene bien recordar que siempre se pueden cambiar las cosas de una manera pacífica y para eso se puede recordar, por ejemplo… El año 1989 fue crucial en toda Europa del Este, pues los gobiernos comunistas cayeron como fichas de dominó en Hungría, Polonia, Alemania Oriental, Bulgaria y Rumanía. Pero la revolución que acabó con el comunismo en Checoslovaquia fue quizá la mayor de todas. A día de hoy, sigue representando un modelo mundial de protesta antigubernamental pacífica, por este motivo la llamarón “La revolución de terciopelo”.

El cambio comenzó el día 17 de noviembre de 1989 y se originó en un acceso de violencia ese día, cuando la policía antidisturbios checa atacó a un grupo de estudiantes que se manifestaban de forma pacífica. Habían organizado una protesta con autorización oficial en recuerdo de los estudiantes ejecutados por los nazis en 1939, aunque en todo momento habían pretendido convertir la demostración en una protesta contra el régimen comunista. Aproximadamente 170 estudiantes fueron heridos, desencadenando una ola de huelgas a nivel nacional. Sólo poco tiempo después, se llegó a la negociación de la dimisión del Gobierno el 3 de diciembre. Se formó un “gobierno de comprensión nacional” con los comunistas en minoría. Havel (uno de los disidentes más destacados) fue elegido presidente por la Asamblea Federal el 29 de diciembre.

Casi inmediatamente después de la revolución, tras 74 años de unión, surgieron problemas entre checos y eslovacos, estos llevaban tiempo deseando separarse de los checos dominantes, pues muchos eslovacos soñaban con tener su propio Estado. El 1 de enero de 1993 se produjo también un “divorcio de terciopelo” y Checoslovaquia desapareció como tal, convirtiéndose, de manera pacífica, en dos Estados independientes: Eslovaquia y la República Checa.

En Eslovaquia, en el año 2009, conmemorando el veinte aniversario de “la revolución de terciopelo” que comenzó el 17 de Noviembre de 1989 se grabó una moneda de 2€. En el anverso, en la parte interior de la moneda se representó una campana estilizada formada por un conjunto de llaves, en recuerdo de la manifestación inicial del 17N, cuando los ciudadanos desfilaron agitando sus llaves para hacer ruido y marcó el comienzo de la “revolución de terciopelo”. Debajo del motivo a la derecha, la marca del artista y la de la Fábrica de la Moneda eslovaca. Alrededor del motivo, arriba la leyenda, pero en eslovaco: “17 de noviembre libertad y democracia y la fechas 1989-2009. En el reverso, aparece la cifra que marca el valor de la moneda en el lado izquierdo.

Respecto a los símbolos (bandera, escudo e himno) se llegó a una “solución salomónica”. El escudo de armas de Checoslovaquia era una composición de las dos áreas históricas, lo que hizo que cada nueva república se limitara a quedarse con su propio símbolo: los checos, el león y los eslovacos, la doble cruz. El himno era una suma de dos piezas musicales, una en checo y otra en eslovaco (dos lenguas similares), así que el corte también fue limpio. Más dificultades planteó la bandera: los checos decidieron ignorar una prohibición legal y se quedaron con la antigua enseña de Checoslovaquia.

La actual bandera de Eslovaquia fue adoptada por la Constitución de 1º de septiembre de 1992, en un artículo que prepara la disolución de la Federación Checoslovaca y su forma exacta se define por ley el 18 de febrero de 1993. Adopta esta bandera los colores paneslavos que son el rojo, el azul y blanco, que se utilizan también en otras banderas de estados con una mayoría de residentes con un origen eslavo. Estos colores se basan en la bandera del Imperio Ruso. Fueron adoptados por el movimiento pan-eslavo en el siglo XIX y simbolizaban los ideales de la revolución y la libertad. Estados actuales que tienen bandera directamente relacionada con el movimiento pan-eslavo, además de Eslovaquia, son: Croacia, Rusia, Serbia, Eslovenia y la República Checa. La bandera de Bulgaria, a pesar de la sustitución del color azul por verde, también tendría orígenes pan-eslavas.

     La bandera de Eslovaquia está compuesta por tres franjas horizontales de las mismas dimensiones. La franja superior es de color blanco, la central es azul y la inferior es de color rojo oscuro. En la parte central de la bandera, ligeramente desplazado hacia el borde más cercano al mástil, figura el escudo nacional.

El diseño actual del escudo nacional es de un sello del gótico de mediados del siglo XIV, con la forma de coronas de este período. Incluye los tres colores eslavos y representa una cruz de plata patriarcal doble .plantado en una montaña de tres picos azules en campo de gules. Los tres picos simbolizan, la geografía del país, las montañas Tatra, Fatra y Matra(éste último situado actualmente en Hungría). La cruz doble, nos habla de sus tres santos más importantes: San Benedicto, el padre del monasticismo occidental, San Cirilo y San Metodio, estos dos últimos eran hermanos bizantinos que hicieron apostolado en el pueblo eslovaco y son muy queridos.
.

castillo eslovaquia 17 NOVIEMBRE: LA REVOLUCIÓN DE TERCIOPELO. 17 NOVIEMBRE: LA REVOLUCIÓN DE TERCIOPELO. castillo eslovaquia

Autor de la publicación

Deja un comentario